La oración y la ansiedad

Arrodíllate si deseas, dile a Dios que lo amas y que perdone tus pecados. En él hay infinitas misericordias que son nuevas cada mañana. La ansiedad no tiene lugar en ti, con Cristo eres más que vencedor.

La oración y la ansiedad son enemigas,una te da la fuerza para levantarte y la otra te quiere seguir hundiendo en la desesperación. 

Con la oración tienes el poder de clamar a Dios y la ansiedad se va. Con la palabra de Dios te enseñaremos a que esta se vaya de tu vida.

Diferencias de la oración y la ansiedad

La oración y la ansiedad son dos cosas distintas. Cuando una persona está en constante oración no hay lugar para la ansiedad. En estos tiempos tan difíciles el nivel de ansiedad y depresión está arropando a muchos.

Cuando sientas que la tristeza y la angustia está bombardeando tu mente la mejor manera de quitarlas es orando (Filipenses 4:6-7). ¿Y qué es orar? Es simplemente hablar con nuestro amado Dios. Cuéntale todo lo que sientes, él te sabe escuchar.

Cómo deshacer la ansiedad

Lo primero, es dejar a un lado las cosas que estás haciendo y dedicar un tiempo de oración a Dios. No hay excusas para no poder hablar con él. No dejes que esos pensamientos, problemas o noticias malas llenen tu mente.

Lo siguiente es adorar a Dios cuando venga la ansiedad o la tristeza, así tendrás la fuerza para levantarte. No dejes que te venza, dile a lo que te está molestando  lo fuerte que es nuestro Dios (Salmos 28:7-8).

La oración y la ansiedad
La oración y la ansiedad

Ríndete a Dios

Abre tu corazón y deja que el Espíritu Santo te toque por medio de la oración. Rinde a Dios tu vida, mente, alma y corazón. Solo permitiendo entrar a Jesucristo como tu salvador encontrarás la vida eterna.

Arrodíllate si deseas, dile a Dios que lo amas y que perdone tus pecados. En él hay infinitas misericordias que son nuevas cada mañana. La ansiedad no tiene lugar en ti, con Cristo eres más que vencedor.

Compartir post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Suscríbase a nuestra Newsletter:

Reciba un aviso cada vez que se publica un nuevo post

Le recomendamos...

¿Cómo puedo hacerme amigo de Dios?
Editorial Monte Carmelo

¿Cómo puedo hacerme amigo de Dios?

Si insistimos en cuestionarnos, ¿cómo puedo hacerme amigo de Dios? es preciso entender que, para tenerle como amigo fiel, el hombre debe ganarse su confianza.

¿Hay vida después de la muerte?
Editorial Monte Carmelo

¿Hay vida después de la muerte?

¿Hay vida después de la muerte? Existen muchos puntos de vista con respecto a este controversial tema. Pero, ¿qué dice la Biblia sobre esto? ¿Será